Anna Roldós: Hijos del destino

Hijos del destino. Portada. Libros prohibidos

Año: 2020
Editorial: Ediciones Hati
Género: Novela (ciencia ficción)

Obra perteneciente a la sección oficial de los Premio Guillermo de Baskerville 2020

Hijos del destino de Anna Roldós es una novela que nos sitúa en un futuro en el que ya se ha colonizado Marte, trayendo consigo la aparición del gen de la telepatía. Lamentablemente, esto solo le ocurre a una parte de la sociedad que queda estigmatizada. Y el protagonista es Ziven, un telépata que ha vivido sus 17 años de vida escondiendo su sexto sentido. Cuando le descubren, le mandan a la escuela para telépatas Lucius Evans. Esto supone un trastorno para él, no solo porque es un cambio de vida sino porque el Gobierno Mundial ha propuesto una reforma que reducirá aún más las libertades de los telépatas. ¿Qué ocurrirá?

La historia de Hijos del destino

Últimamente, mi cerebro está un poco en pausa. Bueno, cuando digo últimamente, me refiero a desde la pandemia, como si estuviese tan cansado que solo quiere dormitar. Así que cuando me llegó Hijos del destino no me acordé de que me lo había leído hasta que leí la primera página y todo me vino de golpe.

Yo estuve un tiempo como colaboradora en Ediciones Hati. Me ocupaba sobre todo del Instagram de la editorial, pero también hacía de jueza en concursos y leía algunas novelas que llegaban para dar mi opinión. Y una fue esta. La verdad es que ha sido una experiencia realmente agradable el haber leído el manuscrito en su momento y volver a hacerlo, pero ahora ya publicado. Además, la edición es muy bonita y me gusta cómo han separado las distintas partes que la componen.

Hijos del destino. Marte. Libros prohibidos

En cuanto al planteamiento de la novela, que ya os la he contado antes, me parece bastante interesante. Soy muy fan de los X-Men y aunque esto no tiene nada que ver con eso, la idea de hacer una escuela para los telépatas me encanta. Sobre todo porque es un lugar donde pueden ser ellos mismos, sin un aparato que regule su telepatía y pudiendo comunicarse como ellos quieran.

Lo que me lleva al otro punto interesante. Si Ziven no hubiera pasado tantos años sin mostrar su telepatía, esta historia no sería tan interesante; o mejor dicho, si Ziven no hubiera pasado tantos años sin utilizar su poder. ¿Por qué lo digo? Porque esto da lugar a una situación interesante. El chico tiene que aprender a utilizar la telepatía porque no tiene ni idea y desde que supo lo que tenía, lleva un inhibidor. ¿Qué pasa cuando se lo quita? Que tiene diarrea verbal y cuenta absolutamente todo. Su condición establece su relación con otras personas y su caso hace que mucha gente no quiera acercarse porque le ven como mala influencia. Así que durante la novela veremos cómo se adapta a un nuevo colegio, a utilizar su don y a hacer amigos. ¿Pero lo conseguirá? ¿Cómo le irá? Pues tendréis que leerlo.

En cuanto a los personajes, creo que están muy bien construidos y que puedes ver su personalidad. Desde luego, algunos tienen partes de ella muy marcadas y esto hace que sea más fácil ponerte en su lugar. Las relaciones que se crean entre ellos son muy interesantes y naturales, siendo esto último muy importante. No se fuerzan y se acaba creando un grupo bastante majo, donde cada uno tiene un papel. Aunque sí que tengo que decir que hay uno que me cae bastante mal, pero porque no me gusta la gente sobreprotectora.

Las intrigas políticas

Toda persona poseedora del gen activo de la telepatía deberá someterse a un test de aptitud a la edad de cinco años. Los test se realizarán en las oficinas del Departamento de Telepatía de cada ciudad y las fechas se comunicarán con antelación a los tutores legales del menor.

Me gustaría hablaros del otro gran punto de Hijos del destino, porque no solo va de Ziven. O tal vez sí, porque Anna ha sabido unirlo todo. Las intrigas políticas tienen muchísima importancia y poco a poco se ha ido cociendo una revolución.

Como ya he dicho al principio, el Gobierno Mundial quiere quitar más libertades a los telépatas y mientras leemos la historia, veremos cómo esto se va cociendo a fuego lento hasta que hierve. Y todo por lo que le ocurrió a Ziven. Claro, la gente está asustada. Nuestra mente es nuestro refugio porque ahí mantenemos nuestros pensamientos libres, damos rienda suelta a nuestra imaginación. Imaginad que la gente pudiera leérosla, sería como abrir a los demás vuestros más oscuros secretos, porque los telépatas pueden leértela y saberlo todo. Lo malo es que el miedo hace que la gente haga locuras y tonterías y esta es una.

Por supuesto, los afectados no van a estar nada contentos y van a intentar por todos los medios que esa votación no salga en su contra. Eso hará que la sociedad se desmorone poco a poco. Y también que salgan a la luz los secretos de la familia de Ziven, porque está más unido de lo que creía a todo eso.

La sociedad que ha creado la autora está muy bien cimentada y aunque no conozcamos todo sobre ella, sí que vemos los puntos más importantes y podemos imaginarnos cómo funciona. Es avanzada tecnológicamente y comparte algunas cosas con lo que conocemos ahora, pero también tiene diferencias. Lamentablemente, las cosas que comparte es que los abusones siguen estando ahí y es que Anna Roldós también aborda el acoso escolar. Es interesante ver cómo, a pesar de una historia futurista, ha decidido mantener algunos elementos como los tipos de transporte. Esto hace que la veamos más cercana a nosotros, aunque ocurra cientos de años más allá. E incluso, algunos acontecimientos se parecen a los que vivimos ahora.

¿La recomiendo?

Absolutamente. Creo que Hijos del destino es una novela que está maravillosamente escrita y Anna Roldós ha hecho un buen trabajo. Los personajes son interesantes, las dos tramas te mantienen con los ojos pegados al libro y te lo pasas estupendamente leyéndola. Aunque también lo pasas mal, claro, porque a veces te sacan de quicio los personajes por ser adolescentes. Si te gusta la ciencia ficción, deberías darle una oportunidad, porque no te vas a arrepentir.

Hazte con un ejempar o una copia digital de Hijos del destino aquí.
¿Quieres conocer más libros de ciencia ficción? Hazte mecenas de Libros Prohibidos para que podamos seguir remunerando a nuestros colaboradores sin recurrir a publicidad. Sorteamos todos los meses UN EJEMPLAR EN PAPEL de nuestros libros favoritos entre nuestros mecenas. También puedes colaborar de forma puntual a través de Ko-fi. Y si quieres conocer más sobre nosotros y estar al tanto de todas nuestras publicaciones y novedades, apúntate a nuestra maravillosa lista de correo.
Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram.

Foto de Nicolas Lobos en Unsplash.