Varias Autoras: Primer Premio Ripley

I Premio Ripley. Libros Prohibidos

Título completo: I Premio Ripley. Relatos de ciencia ficción y terror
Año:
 2017
Editorial: Triskel
Género: Relato
Coordinadores: Portal del escritor y Triskel ediciones

La teniente Ripley aprueba este libro

Hoy le toca a un libro al que le tenía ganas desde bastante antes de que fuera publicado. Esto es posible gracias a que esta antología de relatos es el fruto de un concurso organizado hace meses por Triskel Ediciones y Portal del escritor. Se convocó a escritoras, sí, en género femenino, a enviar relatos de ciencia ficción o terror. El objetivo de esta iniciativa, además de fomentar la escritura y conseguir un libro interesante, era ayudar a darle mayor visibilidad a las autoras de un género como la ciencia ficción. Iniciativa necesaria en un mundo dominado tradicionalmente por hombres y donde las mujeres todavía encuentran importantes obstáculos para abrirse paso. Ni que decir tiene que este post entra en la iniciativa #Leoautorasoct.

Tras She was so bad, nos volvemos a encontrar con un recopilatorio de relatos en clave femenina. Y no va a ser el último. En esta ocasión, con motivo del ya mencionado certamen literario, el jurado realizó una selección de 12 entre nada más y nada menos que 179 propuestas. Todas ellas, como particularidad, debían hacer referencia a una de las estaciones del año, elemento que después aparece en la antología en forma de las cuatro partes en las que están agrupados los textos.

¿Y por qué Premio Ripley? Pues porque la teniente Ripley, la protagonista de la saga Alien interpretada por Sigourney Weaver, se considera una pionera dentro de los personajes femeninos. Ripley no es ninguna dama en apuros, es una mujer normal a la que le tocó tener que sobrevivir ante a un terror desconocido en mitad de ninguna parte —literalmente—. La teniente Ripley se ha convertido en un icono del feminismo, un espejo en el que muchas mujeres se han mirado desde la aparición de la película original de Alien. También, cómo no, tiene Premio Ripley. Sigourney Weaver. Libros Prohibidosespecial importancia que se trate de una obra encuadrada dentro de la ciencia ficción —y también podría decirse que el terror—, campo en el que, como ya comentásemos, la mujer ha venido estando más apartada de lo normal, que ya es difícil.

Inteligencia emocional, acuñaron el término los humanos.
Inteligencia emocional, de la que los androides carecemos, pero simulamos para mantener viva una sociedad que no nos pertenece, pese a que las personas nos integraron en ella como si así lo fuese. («Descendiente», Arantxa Comes)

Pero, como ya apunta Elia Barceló en un maravilloso y emotivo prólogo, no debemos entender este Premio Ripley como un acto propagandístico, combativo, ni proselitista. Resulta refrescante y de gran interés encontrar tantos relatos de género escritos por autoras, pero también resulta que son obras de calidad contrastada que merecen estar ahí. Nadie que abra este libro sin conocer esas características que lo hacen especial notará nada extraño: no es más que una buena antología de relatos de ciencia ficción y terror, y como tal debería ser juzgada. Sin prejuicios.

Y ahora, los relatos

Como ya dijéramos, este Primer Premio Ripley está compuesto por doce obras divididas en cuatro partes: invierno, primavera, verano y otoño, dependiendo de la mención temporal que estos hagan entre sus líneas. Además, por supuesto, se mencionan los cuentos que han resultado ganador y segundo puesto. Aunque me gustaría, no tengo espacio para hablar de todos los cortes uno por uno, así que iré resaltando aquellos que me parecen más dignos de mención. Esto no significa que los demás estén mal, en absoluto. De hecho, considero que la colección se mantiene a un nivel muy parejo de principio a fin.

El primer premio se le ha dado a «Granja-357», relato que tiene el honor de abrir la antología. Se trata de una historia contada con ansia, en segunda persona, con una alta intensidad, arrollando al lector, a quien no le queda más remedio que dejarse arrastrar por la potencia incontenible de la voz narrativa de Miriam Iriarte, su autora. Además, ofrece una opinión negativa del ser humano y una visión tétrica del futuro. Es la ganadora y yo no tengo nada que objetar. Chapó.

Ahora el pánico atenaza tu cuerpo desnudo y te asustas del ruido al otro lado del espejo. Escuchas voces y pisadas que erizan el vello de tus brazos. Deduces que eres una presa, que otros se alimentan de ti, que te acechan. Pero no sabes si huir o atacar. Y no dejas de preguntarte qué criatura eres y si habrá más como tú, asustados, encerrados en más habitáculos.
Atrapados. («Granja-357», Miriam Iriarte)

Tengo más reservas con respecto al segundo puesto, otorgado a «Asimilación cultural», de Mar Vieites. Bueno, en realidad tengo muy claro que no estoy de acuerdo con que sea el segundo mejor cuento del libro. Voy a mencionar aquí otros cinco que, en mi opinión, creo que están un puntito por encima de este. Y empiezo por «Tras mi último invierno», de Gisela Baños, una historia de gran complejidad que da para un formato mucho más largo y que trata sobre las posibles formas de vida para los humanos del futuro —muy a lo Mala racha—. Me encanta su ritmo, su cadencia sin sobresaltos, su avance. Estupendo.

Sigo con «Descendiente», de Arantxa Comes, uno de los relatos más profundos de toda la recopilación. Su cuidada sutileza, su interés en ahondar en las sensaciones más íntimas nos entrega una obra que consigue acercarnos y hacernos partícipes de un futuro distante y extraño. Pese a no ser una historia espectacular ni de acción, su perfecta ejecución lo hace imprescindible.

Algo parecido ocurre con «Androidismo en el tiempo», de Coral Carracedo, un viaje en el tiempo —futuro, claro está— a través de noticias sueltas de los medios de comunicación que cubren uno de los temas más candentes que están por llegar: los androides y su uso sexual. Me ha parecido un trabajo colosal el elegir qué textos debían entrar en este cuento, ya que la temática tiene cola y la autora no ha escatimado en detalles. Ha habido worldbuilding serio aquí. Estoy enamorado del concepto y de la audacia de la narración, aunque, como en el caso de «Tras mi último invierno», veo más apropiada la historia para formatos más largos. Ahí lo dejo.

Ya sé lo que vais a pensar ahora, que no es justo, que vaya enchufismo, que qué voy a decir yo y tal, pero es que «Perlora», de la compañera de Libros Prohibidos, Alicia Sánchez Martínez, es una burrada de cuento. Casi que podría decir que es el más original; el que contiene la idea más retorcida y cáustica, la que llega más lejos y, al mismo tiempo, parece con mayores posibilidades de cumplirse. Y el final es contundente, con giro incluido, como mandan los cánones.

—Viento —ordené.
Y, al momento, un fuerte remolino recorrió la explanada donde estaba sentada Perlora, encabritó el mar y dobló las ramas de los árboles que había en lo alto del acantilado. Es así como me siento, como el viento, pensé. Violenta y agitada. («Perlora», Alicia Sánchez Martínez)

Finalizamos con «Atardecer rojo», de Raquel G. Álvarez-Calderón, otra obra que se toma su tiempo para desplegar su embrujo. Propone un juego constante con el lector, lo va engañando poco a poco, liándolo en una madeja color rojo sangre. Además, también culmina de la mejor forma posible, dándole la última vuelta de tuerca con un giro magistral.

Estos son mis favoritos, pero, de nuevo, el resto no desmerece el conjunto y nos encontramos ante una antología a tener en cuenta por todos los amantes del género.

Hazte con un ejemplar del I Premio Ripley haciendo clic aquí.
Para tener reseñas, reportajes y entrevistas de calidad sin recurrir a publicidad, esta revista online se financia en su mayor parte mediante una campaña de micromecenazgo continuado en Patreon. A partir de menos de un euro al mes podrás apoyarnos y, con ello, estarás contribuyendo a darle más visibilidad a editoriales y autores de pocos recursos. Si también te gusta la literatura independiente, únete.
Y si quieres conocer más sobre nosotros y estar al tanto de todas nuestras publicaciones y novedades, apúntate a nuestra maravillosa lista de correo.