Libros Prohibidos

"Un libro es un arma cargada en la casa de al lado. Quémalo. Quita el proyectil del arma." Fahrenheit 451

4

Pablo Carnicero: El secreto de Los Dedos de Aignes

Año: 2014
Editorial: Autopublicado
Género: Novela bélica
Valoración: Está bien

Me pregunto cuántos libros se habrán escrito sobre la II Guerra Mundial. Novelas, ensayos, biografías, ficciones, historias basadas en hechos reales… El que me dispongo a comentar hoy es uno de ellos y, vaya por delante, me ha dejado un agradable sabor de boca.

Pero vayamos por partes y empecemos con la sinopsis de El secreto de Los Dedos de Aignes que el propio autor, Pablo Carnicero, ofrece en su web:

5 de junio de 1944. Un día antes de la ansiada ofensiva sobre la Normandía ocupada, el soldado James Villalobos es reasignado a una unidad secreta de reciente creación, alejándole de su unidad, la 101 º Aerotransportada, y dando al traste con el sacrificio realizado durante más de dos años de exigente entrenamiento junto a sus compañeros de armas. La misión, que deberá realizar junto a otros cinco desconocidos, comporta un elevado riesgo y muy poca importancia estratégica para el desarrollo de la contienda, por lo que James no se muestra muy satisfecho con el traslado. Aún así la unidad Pantocrátor salta sobre Normandía compartiendo las adversidades del ejército aerotransportado aliado en una de las mayores ofensivas de la historia militar; logra avanzar tras las líneas enemigas y descubre que su misión, aparentemente sencilla, esconde una maraña de traición, codicia y asesinatos, que le sitúa en el núcleo estratégico de un terrible conflicto entre los dos bandos contendientes. Y todo ello tras el enigmático secreto que se oculta tras “Los dedos de Aignes”.

Carnicero plantea una historia interesante que desarrolla con pericia y resuelve de manera satisfactoria. La lectura de El secreto de Los Dedos de Aignes es ágil, el autor describe con acierto el infierno en el que los soldados se ven inmersos y logra que acompañemos a los personajes tras las líneas enemigas en busca de las piezas que componen un misterioso tesoro.

La construcción de los personajes es tal vez algo simple, apenas nos ofrece algunas pinceladas de cada uno de ellos, pero sin duda se trata de algo intencionado por parte del autor, centrado en la historia que quiere transmitir: las peripecias de los soldados en busca de unas joyas que ayudarán a seguir financiando la campaña militar aliada.

El argumento central se completa con un par de giros y un final bien logrado que aportan el factor sorpresa necesario a la narración.

Ignoro si mi apreciación será acertada o no, pero El secreto de Los Dedos de Aignes me ha recordado a algunas películas bélicas como:

  • Monuments Men: basada en hechos reales, cuenta la historia de un grupo de soldados cuya misión es recuperar obras de arte que se encuentran en poder de los nazis. En el libro de Carnicero, el objetivo de nuestros protagonistas es recuperar unas joyas.
  • Salvar al soldado Ryan: archiconocida película en la que una unidad capitaneada por el capitán Miller (Tom Hanks) tiene como misión rescatar al soldado John Francis Ryan, a quien el alto mando pretende devolver a casa tras descubrir que sus tres hermanos han muerto en combate. En El secreto de Los Dedos de Aignes tenemos una misión que cumplir tras las líneas enemigas durante la ofensiva final aliada, tal como ocurría en la película de Spielberg.
  • Los violentos de Kelly: película setentera protagonizada por Clint Eastwood, Telly Savalas y Donald Sutherland, entre otros, en la que un grupo de soldados aliados, tras capturar a un comando alemán, descubre que el enemigo custodia una fortuna de dieciséis millones de dólares en lingotes de oro. Al igual que en la película, Carnicero transmite los violentos combates con los nazis y la necesidad de atravesar las líneas enemigas para hacerse con el tesoro.

Me ha llamado la atención la agilidad de la lectura, debida sin duda al estilo directo del autor y a la profusión de diálogos dinamizadores de la trama. Las más de doscientas páginas que componen la obra se leen sin descanso, debido también a la concepción lineal de la historia, sin saltos temporales y narrando los hechos en días consecutivos desde que la unidad es lanzada tras las líneas enemigas por vez primera.

Dicen que las expectativas con las que afrontamos una lectura ejercen una influencia importante en nuestras percepciones posteriores. En este caso, comencé la lectura de El secreto de Los Dedos de Aignes sin saber qué podría encontrar. Misterio resuelto: una historia interesante, entretenida de leer y que gustará sobre todo a los aficionados al género bélico.

autopublicadoIsmaelnovelanovela histórica

Ismael • 26/11/2015


Entrada Anterior

Entrada Siguiente

Comments

  1. Fesaro 26/11/2015 - 15:35 Reply

    Me gusta las historias que ofrece Pablo y si pule los detalles pueden ser magnificas

    • Ismael 27/11/2015 - 11:54 Reply

      Es el primer libro que leo de este autor. Leo menos novela histórica de la que debería, lo reconozco, pero esta me ha parecido bastante entretenida.
      Gracias por tu comentario, un saludo.

  2. Víctor L. Briones 28/11/2015 - 10:37 Reply

    Que un autopublicado alcance niveles de calidad suficientes me reconcilia con el mundo.

    En serío, es una agradable sorpresa ver trabajos que tienen que enfrentarse al complicado mundo de la autoedición y salen airosos.

    • Ismael 28/11/2015 - 17:01 Reply

      El sector editorial ha cambiado mucho. Tiene mérito encontrar escritores que se lo curran tanto; con sus virtudes y sus defectos, pero siempre con ilusión y mucho trabajo. Tú lo has dicho: hay ciertas actitudes que nos reconcilian con el mundo.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *